aguador o ajuador

    La palabra aguador/ ajuador ¿debe escribirse con ‘g’ o con ‘j’?¿Estás indeciso entre escribir el vocablo aguador o a lo mejor escribir el término ajuador? No te agobies, aquí encontrarás ayuda. Son muchas las personas que tienen la misma duda que tú, y ocurre porque en castellano tanto aguador como ajuador son muy similares en su pronunciación. Debido a este parecido a la hora de pronunciarse, es normal sentir dudas en cuanto a cuál es el modo adecuado de escribir este término, si como ajuador o de la siguiente forma aguador. No queremos hacerte malgastar más tiempo en sacarte de dudas, entre ajuador y aguador, el modo correcto de escribir esta palabra es: aguador. A parte de obsequiarte con esta respuesta que estabas solicitando, nos gustaría enseñarte algunas aportaciones más para aquellos momentos en que se te manifiesten dudas en relación con en qué ocasiones se debe escribir ‘g’ y en qué otras se escribe ‘j’. Así cada vez experimentarás menos inseguridad del tipo ‘¿Debería escribir aguador o quizás debo escribir ajuador?’

    aguador

    ajuador

    Recomendación para que logres escribir bien aguador

    Nunca dudes entre la palabra aguador y el término ajuador cuando debas escribir, pues solamente hay una manera viable para escribir esta palabra de forma correcta, y es: aguador. La palabra ajuador sencillamente no aparece en el diccionario de la RAE.

    Con el fin de que te sea más fácil recordar el modo en que deberías escribir aguador, queremos aportarte la definición del diccionario:

  1. Persona cuyo oficio consistía en llevar agua para vender. Ejemplo:
  2. «-¡De la Alhambra, quién la quiere! -¡Buena del Avellano, buena! -¡Quién quiere más, que se va el tío!- Y así por este estilo centenares de pregones incitantes, hiperbólicos, que concluyen por obligar a beber. Abrís la mano, y recibís una cucharadita de anises para hacer boca; mientras los paladeáis, el aguador fregotea el vaso, que llena después de agua clara y algo espumosa, como escanciada desde cierta altura...»  Granada la bella de Ángel Ganivet
  3. Travesaño horizontal para mantener unidas las ruedas verticales de la noria. Uso: se emplea más en plural.