agata o ajata

    El vocablo agata/ ajata ¿se tiene que escribir con la letra ‘g’ o con la letra ‘j’?¿Te sientes indeciso a la hora de escribir entre escribir agata o tal vez la palabra ajata? No debes apurarte, te podemos ayudar. Son muchas las personas que experimentan una inseguridad similar, y ocurre porque en castellano tanto agata como ajata tienen una pronunciación similar. A raíz de este parecido en la pronunciación, es normal sentir dudas en cuanto a cuál es el modo acertado de escribir este término, si ajata o de la siguiente forma agata. No queremos hacerte desperdiciar más tiempo en darte una respuesta, entre ajata y agata, el modo acertado de escribir este vocablo es: agata. Además de ofrecerte esta respuesta que buscabas, sería para nosotros un placer mostrarte algunas aportaciones importantes para aquellos momentos en que se te manifiesten dudas en relación con en qué ocasiones se debe escribir ‘g’ y en qué casos se escribe ‘j’. De esta manera cada vez sentirás menos vacilación del tipo ‘¿La forma correcta es escribir agata o quizás debo escribir ajata?’

    agata

    ajata

    Sugerencia para escribir siempre correctamente agata

    No dudes entre agata y la palabra ajata a la hora de escribir, pues tan solo nos encontramos con una forma viable para escribir este término con corrección, y es: agata. El término ajata sencillamente no arroja ningún resultado cuando lo buscamos en el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española.

    Con el objetivo de que te sea más fácil recordar cómo debes escribir agata, la definición del diccionario:

  1. Cualquiera de las variedades de mineral de sílice (cuarzo) caracterizadas por una estructura microcristalina, grano muy fino y vivo colorido en bandas. Sinónimo: acates2 . Relacionado: calcedonia  (grupo en mineralogía). Relacionados: cepita , ceracate , chapitel , cornalina , crisoprasa , diaspro sanguino , heliotropo , jaspe , ónice , pantera , plasma , prasma , sanguinaria , sardónice . Ejemplos:
  2. "Un retablico de éuano, de vna quarta de alto, con pie, frisso, cornixa y arquitraue y dos colunas de piedra de ágata, con bassas y capiteles de plata dorada". Anónimo (1959 [1600) Inventarios Reales. Bienes muebles que pertenecieron a Felipe II. Madrid: Real Academia de la Historia, t. I, p. 20
  3. "Aunque está guarnecido de fino oro, como son el pié y las asas, la calidad dél no es sino de una piedra como jaspe, cuyo color tira á una ágata, como tostada, no con las manchas que suelen tener semejantes piedras". Alcalá Yáñez y Ribera, Jerónimo (1946 [1624]) El donado hablador Alonso, mozo de muchos amos. Madrid: Atlas, p. 524